Carta a mi relación


shutterstock_1572766_525Querida relación, hoy he tomado la decisión de santificarte. Esta decisión la he tomado porque deseo vivir la paz y alegría en tí y no el miedo o la inquietud.

Eres importante en mi vida, pues estoy aquí para relacionarme, no para aislarme. Pero si no te santifico, seguiré viéndote como la única cosa que podría hacerme feliz en este mundo y eso me produce la idea de querer retenerte a costo de mi propia vida.

El Maestro Interior que vive en mí, me ha indicado que si te santifico, aprenderé a verte como lo que eres: un recurso educativo que conduce al Cielo. Yo deseo el Cielo, y no el infierno. Deseo la paz y no la guerra.

Hasta el día de hoy, te he visto a tí querida relación como una guerra sin fin.

Es momento de liberarme de esas ideas.

Querida relación no tengo pensado abandonarte. No me iré. Pero sí te santificaré. Así que al santificarte te entrego a Dios, así como yo mismo me entrego a él.

Deseo la liberación de los significados de dolor y elijo que mi Maestro Interior haga uso de esta relación para así ayudarme a ver el amor de Dios en ti.

A partir de hoy, esta relación es santa. Y sin importar la forma que adopte esta relación, siempre producirá beneficios (aunque yo no los pueda aun reconocer).

Se que soy un aprendiz en la relación santificada. Pero a medida que aprenda más y más, confiaré plenamente en que todo ajuste en esta relación es en beneficio de todo el universo.

Gracias amada relación por llegar.

Tu no eres un error en mi vida, ni una equivocación.

Tu eres el recurso que Dios me mandó para aprender y recordar el amor que soy

Con todo mi amor santo,

MoZ

2 comentarios sobre “Carta a mi relación

Agrega el tuyo

  1. MoZ, Qué hermosa esta tu CARTA A MI RELACIÓN. Me ha encantado la sencillez y profundiad con que has escrito esta especie de DECLARACIÓN que uno necesita hacer para poner en marcha la CONVERSIÓN de una RELACIÓN ESPECIAL en RELACIÓN SANTA. Me pareció hermosa la forma como has reconocido en este escrito que la relación especial de alguna manera ha sido un vehículo de aprendizaje, un recurso educativo, que es lo que nos ha persmitido, a través de su procesamiento, avanzar y llegar hasta las puertas de ese momento en que uno se dispone NO A ABANDONAR, sino a CONVERTIR sus relaciones especiales en RELACIÓNES SANTAS. Te agradezco este escrito tan poderoso. Bendiciones.
    Mario L. Fábrega Arosemena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: